La ciencia del olfato: Cómo se relaciona con las emociones

0 comentarios /

De todos los sentidos que tiene el ser humano, el olfato, sin dudas, es al que menor importancia se le ha dado a lo largo de los años; sin embargo, este sentido tan importante es el que ha permitido a los humanos a lo largo de los años conseguir alimentos, huir de amenazas e incluso para la reproducción.

El olfato es conocido como el sentido más poderoso cuando de experiencias extrasensoriales se trata; así que, si quieres conocer cómo se relaciona el sentido del olfato con las emociones, continúa con nosotros y descubre el poder del aroma en este blog.

¿Cómo es el sentido del olfato en la memoria emocional?

Cuando hablamos de la relación entre las emociones y el sentido del olfato, debemos hablar del sistema límbico, esto se debe a que existe una conexión directa entre las regiones cerebrales que están implicadas en la recepción del aroma y a su vez, en las emociones.

La conexión que existe entre nuestro cerebro y el olfato es completamente primitiva, como dicen por ahí “Olemos con el cerebro y no con el olfato”. El olfato es el único que está directamente conectado con aquello que llamamos cerebro emocional.

Cuando mencionamos que significa el sentido del olfato, nos referimos a que está relacionado estrechamente con la memoria emocional gracias a la forma en la que el cerebro procesa y almacena las experiencias olfativas. 

Cuando se percibe un olor, sus moléculas son captadas por los receptores olfativos en la nariz y luego transmitidas al bulbo olfato, la región responsable del procesamiento inicial de los olores.

El bulbo olfatorio está conectado con áreas del cerebro que están involucradas en las emociones y en la memoria; tales como, el hipocampo y la amígdala, estas son las áreas encargadas de almacenar, recuperar los recuerdos y de procesar las emociones que van asociadas a dichos recuerdos.

Cuando se percibe un olor automática y simultáneamente se activan las áreas que están relacionadas con las emociones y la memoria, lo que desencadena la recuperación de recuerdos. Es por este hecho que la conexión entre la memoria y el olfato es sumamente fuerte debido a la ubicación anatómica del bulbo.

¿Qué papel tienen los olores en el bienestar emocional?

La percepción olfativa desempeña un papel importante en el bienestar emocional del ser humano, debido a la capacidad que tienen los olores para evocar recuerdos y emociones; puesto que, los olores pueden tener un impacto directo en nuestro estado de ánimo e influir en cómo nos sentimos en un momento en particular.

Cuando percibimos un olor agradable como el de una deliciosa comida o una flor, puede generarse en el individuo una sensación de felicidad y placer. Esto se debe a que estos olores agradables pueden activar varias partes del cerebro que están directamente asociadas con la recompensa y el placer, como el sistema mesolimbico.

Por su parte, los olores desagradables pueden generar emociones negativas como la repulsión o el asco; esto se debe a que los olores también están asociados con las experiencias negativas o con la sensación de peligro y el cerebro automáticamente reacciona para proteger ante lo que considera una amenaza.

Los aromas también pueden influir directamente en el estado de ánimo y ayudar a que la persona se relaje o se sienta un poco más energizado. Particularmente, algunos aromas como el de la lavanda puede ayudar a relajar y reducir el estrés o la ansiedad, y por su parte los olores cítricos o el del café da un mensaje que hace sentir al usuario más alerta.

Relación entre el sentido del olfato y las emociones

El sistema olfativo está relacionado estrechamente con las emociones, debido a la forma en la que el cerebro procesa los olores y la forma en la que los vincula con las emociones pasadas y tus recuerdos.

Cuando percibes un olor, las moléculas del olfato son captadas por los receptores olfativos en tu nariz e instantáneamente son transmitidas al bulbo olfatorio en el cerebro. En el bulbo olfatorio, como hemos mencionado, están involucradas el hipocampo y la amígdala, los principales responsables de gestionar las emociones.

La amígdala es sumamente importante en la relación entre el olfato y las emociones; ya que esta estructura cerebral es la responsable de procesar las emociones y desempeña un papel clave en la formación de respuestas emocionales. Cuando se experimenta un olor, la amígdala se activa y desencadena respuestas emocionales.

Además, el olfato cuenta con una conexión directa con el sistema límbico, que es el centro de las emociones en el cerebro, esto explica por qué los olores pueden desencadenar emociones de manera poderosa, rápida e incluso antes de que puedas ser consciente de lo que estás oliendo e influir directamente al estado de ánimo.

El cerebro tiene la capacidad de almacenar recuerdos emocionales asociados con olores específicos; además, los olores también pueden estar asociados con experiencias emocionales del pasado. Los olores pueden desencadenar respuestas emocionales o evocar recuerdos emocionales pasados, lo que contribuye a la influencia del olfato en las emociones.

Aromas relajantes

Definitivamente, existen varios aromas que se consideran como relajantes y que pueden ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad e incluso promover la relajación.

Entre ellos se encuentran:

Lavanda

El aroma de la lavanda ha sido conocido a lo largo de los años e incluso en diversas culturas gracias a sus propiedades relajantes, su capacidad de reducir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño.

De igual forma, en aromaterapia es empleado para tratar dolores de cabeza o migrañas a causa del estrés y por su efecto sedante, capaz de aliviar los músculos y la tensión en estos.

Sándalo

Gracias a su aroma cálido y terroso, el sándalo puede ayudar a relajar la mente y el cuerpo, es por esto que es utilizado en la aromaterapia, por su poder para promover la relajación y aliviar el estrés.

También es conocido por ayudar a reducir el ritmo cardiaco, reducir los síntomas de depresión y ayudar a aquellos que sufren de insomnio.

Bergamota

La bergamota cuenta con un aroma cítrico y refrescante que puede ayudar a reducir los niveles altos de estrés, promover la sensación de calma, reducir la presión arterial, mejorar el estado anímico y mejorar la calidad del sueño.

Como has podido leer, los olores tienen un impacto significativo en el bienestar emocional del ser humano, evocando recuerdos, emociones e incluso cambiando el estado de ánimo.

Para más información te invitamos a contactaros y descubrir como los aromas que creamos en Puro Sentido pueden cambiar tus espacios y mejorar las emociones de quienes los perciban. 

También puedes leer: Tipos de aromas: Como se conforma cada tipo de aroma 

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se verifican antes de su publicación.
Gracias por suscribirte, pronto recibirás noticas de nosotros y obtendrás promociones únicas.